Punto de partida

Luces de barrio es un proyecto promovido por el ICAS y comisariado por Nomad Garden dentro del programa navideño del Ayuntamiento de Sevilla.

La aspiración de esta iniciativa es iluminar lugares urbanos ejemplares que, cuidados y cultivados por colectivos cívicos, encarnen el vínculo que desde antaño se establece entre la sociedad, la naturaleza y los ciclos durante la navidad.

Si en la primera edición se seleccionaron una serie de situaciones urbanas heterogeneas, entre las cuales se encontraban el huerto de Miraflores, en esta segunda edición nuestro deseo ha sido concentrarnos precisamente en la realidad de huertos urbanos de la ciudad, auténticos laboratorios donde se ensayan nuevas formas de relación entre los individuos, la comunidad y las instituciones.

Para ello hemos elegido, entre los múltiples casos existentes, a seis situaciones que a nuestro entender representan la diversidad de estas organizaciones y que complementan la propuesta del huerto de Miraflores, auténtico punto de partida de esta edición. Nos referimos a los huertos urbanos de San Jerónimo, Alcosa, Rey Moro, Vega de Triana, Instituto Romero Murube y Hacienda San Antonio. Lugares, al fin y al cabo, generados por la experiencia cotidiana de colectivos, en muchas ocasiones minoritarios, que no encuentran en otros lugares espacio para expresar sus potencias pero que aquí demuestran su utilidad y su capacidad para proponer un paisaje propio, vivo, común. En contraste con un mundo lleno de cosas que son indiferentes y aún hostiles a la vida, en estos espacios la tierra, el suelo, la fertilidad, la diversidad, la flora y la fauna nos permiten descubrirnos con alegría y belleza en conexión con las fuerzas cíclicas de la naturaleza…

Con el objetivo de aprender de estos espacios y transmitir el relato de estos colectivos, su compromiso, sus alianzas y sus buenas nuevas, contaremos este año una serie de equipos creativos de la ciudad. Entre ellos se encuentran el colectivo Lugadero, la cooperativa WWB, Darío Mateo acompañado de la comunidad del huerto del Rey Moro, María CabezadeVaca y Fran Perez Román, Luca Stasi con Begoña Almenar  y Motoreta junto a Mal.

Paralelamente contaremos en esta ocasión con la colaboración de El Mandaito para la producción, del Fablab para el diseño y fabricación digital y de Surnames para difundir la luz de estas iniciativas a través de un relato transmedia.

Con esta invitación a “crear y construir juntos” os animamos a que os suméis a los talleres, eventos, actividades o reflexiones que se irán publicando en esta plataforma digital, y sobre todo a que participéis de esa otra plataforma real que son los huertos de Sevilla…

Cultivemos la ciudad!

Un artículo de

Nomad Garden

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *