Desde otro punto de vista

Como el pintor y matemático del siglo XV Piero della Francesca describiera en sus estudios, una anamorfosis es una deformación de una imagen mediante un procedimiento óptico utilizado en el arte para forzar al observador a un determinado punto de vista desde donde el elemento cobra una forma proporcionada y clara.

De alguna forma existe una anamorfosis más profunda, vinculada a las vivencias. La percepción que alguien tiene de su casa o de la ciudad donde ha crecido no es la misma que la del visitante. Los arquitectos de Lugadero llegaron al huerto de San Jerónimo con una mirada foránea. Sólo tuvieron que tomar otro enfoque para que, poco a poco, su propia mirada se fundiera con la de sus habitantes. Es el poder que tienen las palabras cuando se encuentran las adecuadas.

Magia, comunidad, recuerdo, barrio, respeto, luz, conservar, juntos, valorar, juego, siempre, dignidad. Entre un maremagnum de conceptos, hortelanos y hortelanas eligieron uno por encima de todos. Tomó entonces la palabra el creador y poeta Fernando Mansilla, observador de la naturaleza humana y la cotidianidad, regándolo todo con su verso ligero. Los arquitectos de Lugadero desplegaron su técnica jugando con las formas hasta completar una sopa de letras que salpicara los cultivos de San Jerónimo. Y, como describiera della Francesca en sus escritos sobre arte, había que encontrar el punto de vista adecuado para poder descubrir el mensaje.

En el atardecer del 19 de diciembre, como maestros de ceremonias, Mansilla y los espías con su Spoken Word nos trasladaron al barrio de Harlem a ritmo de jazz. Entre las risas por su ácido humor, hortelanos y visitantes se agolpaban para divisar, desde aquella ubicación única, la frase más repetida del día que iba ganando presencia en la oscuridad.

Al acabar el recital el huerto nos devolvía una imagen distinta a la del primer momento, nuestra perspectiva había cambiado. Entre el silencio, una voz luminosa susurraba “Respeto, camina conmigo”.

CRÉDITOS LUCES DE BARRIO SAN JERÓNIMO

Promotor: Hábitat Urbano del Ayuntamiento de Sevilla / ICAS
Comisariado: Nomad Garden
Producción: El Mandaito
Relatoría transmedia: Surnames
Diseño y coordinación: Lugadero
Música: Mansilla y los Espías
Colaboradores: Asociación huerto San Jerónimo, Instituto San Jerónimo, Ecologistas en acción

Un artículo de

Surnames

En Surnames nos gusta decir que somos narradores, quizás porque lo que más nos gusta es relatar, contar historias. Historias en palabras y en imágenes, a golpe de teclado, pero también a lápiz, no somos nativos digitales y aún conservamos algún que otro sacapuntas. Hacemos historias de 60 minutos, 10.000 o 140 caracteres. Historias para ser leídas, narradas, oídas o miradas. Practicamos eso que se llama “transmedia storytelling” y nos gusta practicarlo acompañados, cuanta más gente, mejor. Nuestro reto en este proyecto es conseguir que el “Cuaderno de bitácora” de ‘Luces de barrio’ se llene de voces y puntos de vista diferentes. Que conozcamos ‘Luces de barrio’ desde la mirada de sus comisarios, Nomad Garden, y de los diferentes creadores que proponen las intervenciones de luz en cada uno de los huertos urbanos, pero también, que hablen los habitantes y cuidadores de estos espacios excepcionales, oasis de las ciudades. Así, a lo largo de este proceso, hemos ido reclutando (y seguimos reclutando), con ayuda de todos los implicados, relatores a la causa, relatores de entre los huertos, relatores de entre los participantes de los talleres, relatores de entre aquellos que pasaban por ahí. Esperamos que disfrutéis de todas las miradas de este ‘Cuaderno de bitácora’, que hemos desarrollado junto a Apartamento y en el que también iremos incorporando nuestra propia mirada y nuestras propias historias. Puedes encontrar casi todo lo que hacemos en Surnames en www.surnames.com.es

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *